Egresado de la UNAP busca desarrollar ecoturismo

Cuenta con el apoyo de la comunidad Santa María de Fátima...

(Foto: Archivo)

El ecoturismo comunitario como medio de experiencia y viaje de aventura hacia la naturaleza, nos permite promover nuevos conocimientos de la diversidad cultural y de ambientes naturales, que existen aún en algunos territorios de nuestra Amazonía, promoviendo el desarrollo social, económico y cultural al interior de la región. Por esta razón, el egresado de la Facultad de Industrias Alimentarias (FIA) de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP), Jorge Hernán Tipa Cachique, desarrolló un ensayo de proyecto mediante el cual plantea una alternativa vivencial de desarrollo ecoturístico para visitar “El Garzal de Santa María de Fátima”, que ofrece un lugar confortable para el turista local, nacional e internacional, permitiendo al visitante vivir la experiencia de conocer miles de garzas de varias especies que viven en este lugar, colonia de anidación donde exhiben sus danzas nupciales para el deleite del visitante.

El proyecto que cuenta con el apoyo de la comunidad Santa María de Fátima, tiene como título “Ecoturismo comunitario rural en la comunidad Santa María de Fátima, río Amazonas”. Dicha comunidad fue fundada el 20 de julio de 1962. Actualmente, tiene 250 habitantes y ofrece lugares atractivos para el turismo vivencial. El más atractivo es el “garzal” que está ubicado en la margen derecha del río Amazonas, jurisdicción del distrito de Indiana, provincia de Maynas, departamento de Loreto, con una superficie 1147,86 hectáreas.

(Foto: Archivo)

El terreno cuenta con cochas y zonas pantanosas que constituyen hábitat y refugio de flora y fauna; además, es un área de conservación protegida, con un alto potencial turístico para visitantes con interés por la naturaleza y amantes de la vivencia rural amazónica. Desde el 2009 el IIAP ha realizado inventarios de fauna en el sector para conocer el alto valor biológico y ecológico de los hábitats y las especies, donde destaca la presencia de la garza de pecho castaño (Agamia agami), de la que es conocida solo una colonia en Madre de Dios, y huapapa (Cochlearius cochlearius), garza nocturna raramente vista en el día.

De esta manera, el garzal se convertiría en un destino obligado para los observadores de aves, sector cada vez más importante del turismo, y el que más crece al año: se calcula en más de 100 millones el número de los observadores de aves en el mundo. Loreto tiene una extraordinaria avifauna, calculada en cerca de 1000 especies (¡una de cada 10 especies en el mundo!), y deberíamos promover más destinos como el garzal para atraer a más aventuristas. Además, es un lugar atractivo por el contacto con la naturaleza, donde se pueden conocer los árboles gigantes, plantas medicinales; encontrarse con mariposas, orugas de colores y otros insectos; la posibilidad de ver monos, serpientes, lagartos, etc.

Este ensayo de proyecto ganó el Premio Herman L. Jesson que otorga cada año la Cámara de Comercio de Perú en California, asignando un premio de 5000 dólares para dos ensayos ganadores ($2500 para cada uno), que busquen el desarrollo del turismo en Loreto. Uno de los ganadores fue Jorge Hernán Tipa Cachique, quien deberá utilizar la asignación económica en la continuación de sus estudios e investigaciones.