Estudiantes de Enfermería UNAP llevaron mensaje de prevención de enfermedades

Los estudiantes de la UNAP estuvieron liderados por la catedrática de la Facultad Juana Vela Valles, quien manifestó que entre todos podemos evitar la proliferación del dengue, el chikungunya y el zika...

(Foto: Erick Romero)

El 1 de noviembre, en el Cementerio General de Iquitos, los estudiantes de la Facultad de Enfermería de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP), a través del Centro de Proyección Social y Extensión Universitaria, junto a personal de la Dirección Regional de Salud (DIRESA Loreto); desarrollaron una campaña de sensibilización a la población, durante el Día de Todos los Santos. La actividad se inició con una ceremonia litúrgica oficiada por el obispo Miguel Olaortúa Laspra.

Los estudiantes de la UNAP estuvieron liderados por la catedrática de la Facultad Juana Vela Valles, quien manifestó que entre todos podemos evitar la proliferación del dengue, el chikungunya y el zika, a través de pequeñas acciones cotidianas, evitando la reproducción de los mosquitos que transmiten estas enfermedades, desde limpiar el hogar y sus alrededores hasta no automedicarse y seguir las indicaciones médicas. Lo primero que se debe saber es que estas enfermedades son transmitidas por la picadura del mosquito Aedes aegypti.

(Foto: Erick Romero)

Uno de los principales mensajes que dieron a los visitantes en el cementerio fue que cuiden mucho los floreros con agua, evitando que sean criaderos de Aedes aegypti. Cuando la hembra de este mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a una persona sana le trasmite la enfermedad; no se trasmite directamente de una persona a otra. Sin mosquito no hay enfermedad.

(Foto: Erick Romero)

El mosquito crece en zonas cercanas a las viviendas y solo necesita una cantidad mínima de agua estancada y un poco de sombra para dejar sus huevos y reproducirse. Cualquier recipiente que contenga agua puede ser un criadero. Por lo tanto, debemos:

  • Evitar tener recipientes con agua estancada.
  • Poner boca abajo cualquier recipiente que no se usa.
  • Tapar los tanques de agua.
  • Realizar tareas de limpieza frecuentemente en patios y alrededores de los hogares.
  • Destapar los desagües de lluvias de los techos.