UNAP cuenta con concesión forestal de más de 700 hectáreas para investigación científica

Es importante precisar, que la Ley Universitaria 30220 también exige a las universidades públicas y privadas del país, que se fortalezca la investigación formativa...

(Foto: Erick Romero)

La Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) recibió como concesión por parte del Gobierno Regional de Loreto, mediante la Dirección Ejecutiva Forestal y de Fauna Silvestre (DEFFS) y la Autoridad Regional Ambiental (ARA), un área de 770,62 hectáreas, ubicada en la margen derecha del kilómetro 80 de la carretera Iquitos-Nauta. El lugar estará destinado a la investigación científica universitaria.

La UNAP y el Goreloreto han venido realizando reuniones desde el año 2011 con la intención de llegar a un acuerdo para la concesión; sin embargo, recién se hace realidad gracias a las gestiones de las actuales autoridades, el rector Heiter Valderrama Freyre y el gobernador Fernando Meléndez. El jueves 9 de febrero de 2017 en el auditorio del Crisap, se firmó el convenio de concesión. Por parte de la UNAP estuvo el rector Heiter Valderrama, y por parte del Goreloreto el ingeniero Perbis Saldaña Rivadeneyra, director de la DEFFS, y el ingeniero Juan Carlos Vilca Tello, gerente de la ARA.

La UNAP presentará al Goreloreto un Plan de Manejo de Concesión, además desarrollará en el área concesionada, actividades de protección, investigación científica, capacitación, ecoturismo, conservación de la diversidad biológica, educación, entre otras.

(Foto: Erick Romero)

Estará prohibido que se realice, en el área concesionada, cazar, pescar y recolectar especímenes de flora y fauna silvestre en peligro o no autorizados, excepto con fines científicos, de difusión cultural o académicos, que estén aprobados en el Plan de Manejo. Se prohibirá también que se realicen operaciones comerciales en el área.

El rector de la UNAP mostró su satisfacción por esta concesión, que beneficiará a la docencia universitaria y a los estudiantes, toda vez que era necesario contar con un laboratorio natural con estas características, ya que el área verde de la ciudad universitaria de Zungarococha se ha convertido en un bosque secundario, a raíz de las invasiones y venta ilegal de terrenos de moradores y autoridades de los caseríos.

El bosque del kilómetro 80, incluso fue escenario de una investigación internacional sobre efectos del cambio climático en la Amazonía por parte de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNAP, con participación de la NASA de los Estados Unidos.

Es importante precisar, que la Ley Universitaria 30220 también exige a las universidades públicas y privadas del país, que se fortalezca la investigación formativa, es decir la investigación en las aulas universitarias y los laboratorios naturales como el del kilómetro 80.