Comunicación y conocimiento

Todos requerimos conocer cada vez más de este espacio-tiempo-histórico en que nos tocó vivir, porque con su aprehensión y difusión estaremos contribuyendo a mejorar física y emocionalmente a la humanidad...

  • Selva Morey Ríos
  • Docente principal de la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de la UNAP
  • selvamorey@hotmail.com

La comunicación es inherente a la vida. Es el medio del que se vale la humanidad para indicar sus múltiples necesidades e integrarse al mundo. Pretendemos decir que solo los seres humanos nos comunicamos, entendiendo que este proceso solo es propio para la humanidad. Sin embargo, todo alrededor es comunicación. Alguien o algo “dice”, porque se percibe con los sentidos, y todos entendemos, aunque no haya sonido referido a ese “decir”, a partir de esa percepción, actuamos. Así, los seres vivos combinamos nuestro destino terrenal atendiendo a la comunicación. Las plantas responden a los fenómenos naturales; si llueve enverdecen las hojas, la savia vital se renueva y mejora la calidad nutritiva; los animales, perciben claramente el cambio atmosférico y se resguardan y; unos más que otros, reaccionan ante la cercanía afectuosa del hombre, manifestando reacciones cercanas a las de los seres humanos, especialmente las mascotas que conviven en sociedad.

La sociología afirma que el ser humano es un ser social y el único en el mundo que tiene infinitas posibilidades para acercarse a sus congéneres en las, también, infinitas formas conocidas o aprendidas. Por ello, necesita perpetuar sus ideas en el conocimiento de su temporal permanencia en el mundo; así lo hicieron pensadores, literatos, filósofos, poetas, científicos, etc., todos imbuidos por trascender con lecciones aprendidas en la vida, para motivar a la reflexión; para entretener con giros y majestuosas formas artísticas; para guiar a la investigación del quehacer humano, a fin de que los que siguen, continúen con la labor, porque nunca se acaba de aprender ni de enseñar.

¿Quiénes necesitan más del conocimiento que se difunde por la comunicación? Todos. Es cierto, todos requerimos conocer cada vez más de este espacio-tiempo-histórico en que nos tocó vivir, porque con su aprehensión y difusión estaremos contribuyendo a mejorar física y emocionalmente a la humanidad; estaremos participando activamente con elevar su mente y condición a la excelencia con la que contribuirá, a su vez, a mejorar al género humano.

Cocimiento se traduce, secundariamente, en investigación, porque ella nos llevará a desentrañar los misterios e incógnitas que perviven en el subconsciente que, erradas a veces, no permiten su avance fluido. Pero, la investigación, trabajo repetitivo, esforzado y paciente lleva a la consecución de los objetivos sea el tema que sea, y cuando ocurre, significa beneplácito para el investigador que ve columbrado con el éxito el producto de sus esfuerzos. Pero, aún queda un eslabón más que cierre la cadena: la difusión.

Difundir la información supone esfuerzo también, que involucra el interés por los temas. A todas las personas, dependiendo de la edad, les interesa una diversidad de temas. Los jóvenes universitarios prefieren consultar sobre sus intereses académicos; los docentes, para mejorar la calidad de su trabajo; pero, también la comunidad tiene predilección por temas de gran variedad que los alerte, los entretenga, los aleccione. El visitante itinerante por múltiples razones averigua sobre economía de la región, sobre su historia, su tradición y cultura, sus potencialidades: agrícolas, energéticas, laborales, etc. ¿Cómo difundir toda esta gama de información que satisfaga la necesidad de un público tan variado y con intereses diversos?

Las bibliotecas son un medio para quien se informa con propósitos de investigación. Las librerías ofertan una miscelánea de temas en formatos diversos, aunque en la actualidad estas no tienen demanda que justifique la inversión por la tecnología moderna que, con sus diversos servidores, satisfacen las interrogantes en tiempo record y con variedad de enfoques sobre un mismo tema. El repositorio institucional de las universidades con las bibliotecas especializadas van siendo una garantía de información veraz y objetiva, por cuanto se nutren de la investigación permanente en diversos ámbitos del saber y, dada la universalidad de la información, tiene a su favor la formalidad que da el conocimiento y la investigación internacional.

Hemerotecas, videotecas, filmotecas, iconotecas, bibliotecas, pinacotecas, etc., son las encargadas de almacenar, sistematizar, ordenar , clasificar, todo el saber de manera física o virtual de cada uno de los aspectos del conocimiento a las que es preciso acceder para una comunicación eficiente y eficaz en los diferentes roles que cumple la humanidad en sociedad.