UNAP y Goreloreto juntos por la “economía verde”

La actividad se realizó el viernes 24 de julio en la plaza Serafín Filomeno de 9 de la mañana hasta las 12 del mediodía...

(Foto: ERICK ROMERO)


Uno de los convenios más importantes en lo que va del año ha firmado la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) con el Gobierno Regional de Loreto (Goreloreto), el mismo que permitirá ejecutar el “Proyecto propuesta de producción sostenible y beneficios por servicios ecosistémicos en áreas estratégicas de conservación y desarrollo del departamento de Loreto 2013-2021”, permitiendo a la región la producción económica de millones de nuevos soles gracias a la riqueza del carbono.

La firma del convenio tuvo lugar en el auditorio del Crisap-UNAP el lunes 2 de noviembre a las 10 de la mañana. Contó con la presencia de las autoridades máximas de ambas instituciones mencionadas: el presidente regional Fernando Meléndez Celis y el rector Rodil Tello Espinoza. Los acompañaron en la mesa de honor, el vicerrector académico Julio Abel Soplín Ríos, y el ingeniero Salvador Flores Paitán, uno de los gestores del proyecto. Estuvieron además en el auditorio, decanos, catedráticos y estudiantes.

El presidente Fernando Meléndez manifestó que esta es una gran oportunidad para desarrollar la “economía verde” en Loreto, con inclusión social, desarrollo sostenible, gracias a la riqueza del carbono; incluso manifestó que estaría llevando una gran propuesta respecto al tema a la XXI Conferencia Internacional sobre Cambio Climático o 21ª Conferencia de las Partes y la 11ª Conferencia de las Partes en calidad de reunión de las Partes en el Protocolo de Kyoto (COP21/CMP11) que se celebrará en París (Francia) en diciembre de 2015, evento que tendrá como objetivo concluir un acuerdo mundial para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

El proyecto “Propuesta de producción sostenible y beneficios por servicios ecosistémicos en áreas estratégicas de conservación y desarrollo del departamento de Loreto” plantea para enfrentar la deforestación y sus efectos negativos en la población local y en el ambiente, incentivar la conservación participativa, mediante el uso y manejo sostenible de los bosques primarios remanentes, recuperar las áreas intervenidas con producción sostenida según aptitud de la tierra y rehabilitar tierras degradadas. Para ello, el diagnóstico ambiental territorial integrado del área priorizada es clave para definir las estrategias apropiadas.

(Foto: ERICK ROMERO)

En la propuesta, se prevé tres etapas. En una etapa previa se realizará el fortalecimiento socioambiental de las instituciones locales para suministrar sostenibilidad a la propuesta. En la primera etapa se ejecutará el diagnóstico ambiental del área priorizada, que incluye el proceso de saneamiento físico legal de la propiedad y la propuesta de proyectos priorizados. En una segunda etapa, los proyectos priorizados serán implementados, manejados y monitoreados. Referencialmente, se estima en doce meses la ejecución de la etapa previa y la primera etapa.

Las oportunidades para efectivizar la propuesta se encuadran en las plataformas globales y previsiones financieras y de capacitación de la Organización de las Naciones Unidas en relación con el Desarrollo Sostenible Post 2015, y la declaración de Nueva York sobre los bosques planteada en septiembre de 2014. Las oportunidades de la propuesta respecto del acuerdo Perú-Noruega-Alemania y el Acuerdo en Paralelo Perú-BID firmado en la cumbre del clima en New York-2014, coadyuvan al cumplimiento del compromiso asumido por el Gobierno peruano. Es potencial beneficiaria de fondos comprometidos por Noruega para pago a Perú de hasta 300 millones de dólares, del apoyo económico en conservación de Alemania y de los recursos técnicos y financieros comprometidos por el BID para mejora de las capacidades y logro de los resultados esperados de reducción de emisiones por deforestación y degradación de los bosques.