Presentación

La investigación científica y tecnológica es el verdadero gran pilar del quehacer universitario, y sus resultados deben ser importantes para el engrandecimiento material, cultural y ético de la sociedad. Estos principios se plasman en la visión de nuestra facultad para el futuro, como una institución insustituible, en tanto centro de referencia continental, para la toma de decisiones en todo aquello que se relacione directa o indirectamente con el aprovechamiento de los recursos de la biodiversidad con aptitud para la alimentación humana.

A este propósito se concurre con todos los recursos disponibles, que en la actualidad no son muchos; sin embargo, y pese a ello, la Facultad de Industrias Alimentarias, hizo y hace todo lo posible para aprovechar al máximo las potencialidades de los recursos humanos, lo que se traduce en un claro e inobjetable beneficio de la formación académica universitaria.

Debe tenerse en cuenta que el principal objetivo como facultad es lograr, en el tiempo previsto profesionales de alta calidad en ciencia, ingeniería y tecnología de alimentos, con sentido social y humanístico, lo que corresponde sin dudas a una universidad moderna, capaz de ponerse al día con las nuevas corrientes del pensamiento universal y el conocimiento, en disposición de contribuir eficazmente con el desarrollo regional y nacional, aportar a la paz y la defensa de los derechos humanos, haciendo de su actividad un campo de la excelencia en todos los sentidos.

La formación de profesionales, que algunos erradamente creen que es la actividad fundamental de la universidad, es sólo una de las formas de transmitir conocimientos hacia la sociedad. Sin embargo, para que el accionar institucional no sea errático y para que la universidad pueda hacer sentir su presencia en el proceso de desarrollo de una determinada comunidad, es necesario que sus propósitos sean compartidos y que se guíen por una única visión de futuro.