Innovación en la enseñanza de reanimación cardiopulmonar

(Foto: Maritza Villanueva)

La Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) fue una de los auspiciadoras y coorganizadoras, junto al Colegio de Enfermeros del Perú (CEP), la Universidad Castilla La Mancha de España y la Universidad Científica del Perú, del seminario taller denominado Innovación en la Enseñanza de Reanimación Cardiopulmonar “Salvando a Rosita: Lanzamiento de la Manta RCP”, que se realizó el martes 8 de octubre a las cuatro de la tarde, en el auditorio institucional del CEP, Consejo Regional IV Loreto, y estuvo dirigido a profesionales de las ciencias de la salud, estudiantes y público en general.

(Foto: Enfermería)

Esta actividad se desarrolló en el marco de los 41 años de creación del Colegio de Enfermeros del Perú, y debido a que existe una demanda sentida de la sociedad, población escolar o comunidad educativa, y de otras carreras universitarias, de una mayor transferencia de conocimientos, y recursos desde la Universidad, y las carreras relacionadas con la salud, de actividades relacionadas con la resolución de situaciones de emergencia, primeros auxilios (PPAA), y especialmente la reanimación cardiopulmonar (RCP), usando las manos.

El expositor fue Joseba Rabanales Sotos, vicedecano de la Universidad Castilla La Mancha; los responsables del desarrollo del evento fueron las profesionales: Graciela Hidalgo Meza (CEP), Carmen Díaz Martínez (decana de la Facultad de Enfermería UNAP) y Kely Silva Ramos (FCS-UCP).

(Foto: Enfermería)

Durante el taller, también se realizó el lanzamiento del prototipo para la enseñanza de RCP “Salvando a Rosita”, el cual es un proyecto sin ánimo de lucro, generado y patentado por enfermeros docentes de la Universidad Castilla La Mancha. En Perú ya está registrado en Indecopi. Prototipo que facilita a los profesionales y estudiantes de la salud la enseñanza de RCP en niños y otros grupos vitales.

A nivel nacional, las enfermedades cardiovasculares son la tercera causa de muerte, siendo una de los causales el paro cardiaco. Asimismo, las enfermedades cardiovasculares están entre las cuatro enfermedades que ocupan las dos terceras partes (67%) del total de las defunciones ocurridas en 2015 (Minsa, 2018). El 70 u 80% de los paros se producen en la calle, casas, trabajo, fuera del centro de salud, en presencia de familiares, amigos y público sin conocimiento sanitario, de los cuales sobreviven el 10%. Muchas de estas muertes podrán ser evitadas.