Jóvenes unapenses creadores de GANA arrasan con premios nacionales ambientales

(Foto: Erick Romero)

Iquitos es una de las ciudades de Perú, de Latinoamérica y el mundo, con la menor cantidad de áreas verdes por habitante (1,9 m2), paradójicamente, a pesar de ser la ciudad capital de la Amazonía peruana, hecho que sin duda afecta la salud de la población, la fauna y el medio ambiente en general. Muy conscientes de ello, un grupo de egresados y estudiantes de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) decidieron hacer algo por contrarrestar ese problema y se pusieron manos a la obra, así nació el Grupo Ambientalista Nueva Amazonía (GANA), cuyo esfuerzo y trabajo silencioso les ha llevado a reforestar gran parte de las áreas verdes de la ciudad, lo que viene siendo reconocido con premios nacionales, pero sin que sean agradecidos en su propia tierra.

(Foto: Archivo)

Las áreas verdes son los parques, jardines o áreas naturales que existen al interior de la ciudad, espacios para jugar, ejercitarse o pasar un rato agradable a lo largo del día. Estos espacios brindan grandes beneficios pues contribuyen al aumento de la calidad de vida de la población, mejoran la calidad del aire, disminuyen el calor y mejoran la salud de los habitantes, entre muchos otros beneficios. La cantidad de áreas verdes que existen en una ciudad se mide en comparación con la población total que vive en ella. Una de las ciudades con mayor superficie por habitante es Curitiba en Brasil, con 52 m2 por habitante, a esta le siguen ciudades como New York en EE.UU., Madrid en España y Santiago en Chile. Increíblemente, Iquitos está dentro de las ciudades con menor superficie por habitante, si se compara por la medida de 1,9 m2, está a la par con Tokio en Japón. La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su preocupación por la salud pública ha establecido que es necesario que cada ciudad tenga 9 m2 de área verde por habitante como proporción mínima para ser saludable. Como superficie óptima ha establecido entre 10 y 15 m2 por habitante. Increíblemente en Iquitos, las autoridades irresponsablemente autorizan talas en el mismo centro de la ciudad.

(Foto: Archivo)

GANA nació en las aulas de la UNAP en 2016, su fundador es el joven Róger Orlando Alvarado Isla, quien hoy es bachiller egresado de la Facultad de Agronomía, Escuela de Ingeniería en Gestión Ambiental, que en su momento se alió con otros jóvenes cofundadores de otras Facultades. También han extendido el trabajo hacia la ciudad de Tingo María, en selva alta.

(Foto: Archivo)

GANA, es una organización creada para generar cultura ambiental en las comunidades locales y garantizar el derecho de toda persona a vivir en un ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar; para preservar, restaurar y mejorar el medio ambiente. Actualmente trabajan tres proyectos: 1. Flash Amazónico, que tiene como objetivo educar ambientalmente a la ciudadanía a través de actividades de interpretación ambiental, utilizando herramientas audiovisuales, 2. Educación Ambiental Amazónica y 3. Sembrando Vida en la Amazonía (reforestación). También ejecutan el programa de caricatura y diseños: Kokito y los amigos de la conservación, usan caricatura de animales para educar a niños.

(Foto: Archivo)

Producto del trabajo que vienen realizando, estos jóvenes han sido distinguidos con muchos premios, incluidos algunos otorgados por los Ministerios del Ambiente y Educación del Perú.

GANA está por iniciar una campaña de protección y reforestación de las palmeras amazónicas, especies que se ven seriamente afectadas por la tradicional Fiesta del Carnaval Amazónico, en donde se las tala indiscriminadamente para elaborar “húmishas”. Estos jóvenes líderes ambientales proponen que, por cada palmera talada, el responsable debe de plantar cinco de ellas para evitar su extinción, y también identificar las especies taladas y las zonas afectadas para una mejor respuesta al problema. Dentro de unos días estarán realizando una convocatoria mediante sus redes sociales para nuevos voluntarios que deseen integrar esta importante organización ambientalista.