La UNAP recibió su licencia institucional en solemne ceremonia

(Foto: Erick Romero)

La Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP), recibió la Resolución de Licencia de Funcionamiento por parte de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu), en ceremonia especial realizada el miércoles 6 de febrero de 2019, en el aula magna, ubicada en la calle Pebas, 5ta cuadra, de la ciudad de Iquitos. Para tal fin estuvo en Iquitos, el superintendente de la Sunedu, doctor Carlos Martín Benavides Abanto.

Como era de esperarse, la comunidad universitaria abarrotó el aula magna. Para los que no lograron ingresar al recinto oficial, se instaló un auditorio alterno, con pantalla gigante, en la explanada del aula magna, en donde se ubicaron la mayoría de estudiantes. Integraron la mesa de honor, el rector, doctor Heiter Valderrama Freyre; el superintendente de la Sunedu, doctor Carlos Martín Benavides Abanto; la vicerrectora académica, doctora Perla Magnolia Vásquez da Silva; el vicerrector de Investigación, doctor Alberto García Ruiz, y el asesor de la Sunedu, doctor Carlos Novoa.

(Foto: Erick Romero)

A las diez de la mañana se dio inicio a la ceremonia. La apertura de la sesión solemne estuvo a cargo del rector. La reseña histórica de la UNAP, fue leída por la doctora Alba Luz Vásquez. Seguidamente, la presidenta de la Comisión de Licenciamiento, doctora Perla Magnolia Vásquez da Silva, presentó un informe de todo el trabajo realizado para lograr el licenciamiento institucional, a su vez dijo que todo era el resultado de un esfuerzo conjunto, que beneficia a la UNAP, a Iquitos, a Loreto, y al país, en especial a los jóvenes, futuros tomadores de decisiones, entre ellos muchos estudiantes indígenas. Agradeció también a las autoridades, padres de familia y estudiantes de las filiales, que hicieron un esfuerzo para mejorar las condiciones básicas de calidad, que posibilitaron que también ellas se licencien. Pidió asimismo a los docentes de la UNAP, continuar desarrollando investigación científica para dejar en alto el nombre de la UNAP. Hizo un recuento de las nuevas oficinas que se crearon, como la del Seguimiento al Graduado, y de Calidad Universitaria. Concluyó diciendo que se seguirá trabajando para lograr el desarrollo de la región.

Seguidamente, se leyó la Resolución del Consejo Directivo 012-2019-SUNEDU/CD, que licencia a la UNAP. Luego, el superintendente de la Sunedu, entregó la resolución y el diploma de la licencia de funcionamiento institucional al rector de la UNAP.

(Foto: Erick Romero)

El superintendente de la Sunedu dio un discurso en donde resaltó que la UNAP, cumplió con todo lo necesario para lograr su licenciamiento. Dijo que la UNAP es importante porque está ubicada en la región más grande del país, y es necesario que otorgue una educación de calidad. Habló de la historia de Loreto, y de los booms que tuvo, como la del caucho, que considera fue una oportunidad perdida para su desarrollo; expresó que con el conocimiento científico se deben de buscar nuevas oportunidades de impulsar el desarrollo económico de esta región llena de recursos naturales; no se trata solo de explotar nuestros recursos, sino darles valor agregado. Expresó que el escudo de la UNAP, es muy especial pues grafica a las personas amazónicas lidiando con la naturaleza, para tratar de lograr su desarrollo, que se debe dar de manera sostenible y armónica. Felicitó a la UNAP por estar en el cuarto lugar del ranking de universidades nacionales en lo que a investigación científica se refiere, y pidió que se haga un esfuerzo más para llegar al primer lugar. También resaltó el trabajo de la UNAP para rescatar las lenguas originarias amazónicas, dijo que se debe reforzar esta labor. También pidió que se trabaje en el tema del cambio climático, y que no se debe descuidar el fortalecimiento de las filiales, donde se forman los jóvenes que viven en las zonas más alejadas, que también merecen educación de calidad, como todos los peruanos.

(Foto: Erick Romero)

Finalmente, el rector dio su discurso de orden, donde manifestó que recibe el licenciamiento con humildad; y con ello se demuestra que la UNAP formó, forma y formará profesionales de calidad. Dijo estar contento por las filiales de Yurimaguas, Contamana, Requena, Datem del Marañón, Nauta y Caballococha. Saludó el esfuerzo de las autoridades, estudiantes, docentes, y pobladores que de una u otra forma apoyaron al proceso de licenciamiento. Y existe el compromiso de mantener las condiciones básicas de calidad, incluso mejorarlas, pues la licencia no es para toda una vida, es para ocho años; pidió a los docentes a seguir haciendo investigación y publicarlas responsablemente; al personal administrativo a ser el soporte para el logro de los objetivos institucionales; y a los estudiantes a esforzarse el doble para ser los mejores profesionales del futuro.

Posteriormente, el rector hizo el cierre de la sesión solemne y se procedió al desarrollo del brindis de honor que estuvo a cargo del vicerrector de Investigación.

Los estudiantes del Taller de Danzas se presentaron con bailes típicos de la selva amazónica.