Propagación in vitro de capirona y palo de rosa

(Foto: Archivo)

Una investigación que contribuirá significativamente a la calidad y velocidad de reposición de especies forestales amazónicas consideradas valiosas, viene desarrollando la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana (UNAP) en alianza estratégica con el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA). Según los expertos, la micropropagación in vitro de plantas, es una herramienta que permite propagar árboles seleccionados por sus características fenotípicas como: altura, rectitud de fuste, copa, alto rendimiento de madera y producción de frutos; lo cual permite incrementar la tasa de multiplicación, que por la vía sexual difícilmente se pueden alcanzar, y mantener un alto margen de sanidad y estabilidad genética del material.

De manera específica, la investigación mencionada está orientada a obtener un procedimiento eficaz de propagación in vitro de las especies conocidas como palo de rosa (Aniba rosaeodora) y capirona (Calycophyllum spruceanum), y se desarrolla actualmente en el Laboratorio de Cultivos Vegetales de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNAP, ubicado en Puerto Almendra, río Nanay.

(Foto: Archivo)

“Se trata de evaluar la mejor técnica de propagación in vitro y de aclimatación de clones, así como establecer protocolos para la multiplicación clonal de ambas especies utilizando biorreactores de inmersión temporal”, señala el doctor Waldemar Alegría Muñoz, investigador de la Facultad de Ciencias Forestales de la UNAP.

Para ello, se evalúan el efecto de tres tiempos de inmersión expresados en minutos, tres frecuencias de inmersión expresados en horas por día, tres volúmenes de medio de cultivo calculado en ml por explante inicial, y tres tiempos de fotoperiodo expresados en días según especie estudiada, considerando la propagación masiva y aclimatación de los clones en cámara de crecimiento. Posteriormente, los clones obtenidos o fitotrones, entran en cámaras de irrigación hasta lograr la total supervivencia de las especies vegetales.

Por su parte, el magíster Sergio Pinedo Freyre, reconocido investigador del INIA, informa que con los protocolos establecidos a partir de esta investigación, se pretende incrementar la productividad del material propagado, lo que representará una disminución en el proceso productivo al obtener la multiplicación de estas especies en laboratorio, siendo así una alternativa más eficiente y eficaz frente a los métodos tradicionales, reduciendo costos en tiempo y recursos financieros.

(Foto: Archivo)

Del palo de rosa, una especie de la familia Lauraceae, se extrae un aceite esencial que es muy utilizado en la cosmética natural moderna por sus propiedades regeneradoras de la piel y de reconstituyente celular, siendo usado para la fabricación de cremas de belleza, mascarillas limpiadoras, perfumes, sales de baño, y para tratamientos contra el acné, las cicatrices, arrugas y estrías.

La capirona, en cambio, es una especie de la familia Rubiaceae, que tiene una madera muy pesada con contracciones lineales bajas y contracción volumétrica moderadamente estable, por lo que es muy utilizada en estructuras, vigas, columnas, pisos, machihembrados, postes, mangos de herramientas, ebanistería, artículos de deportes, escultura, arcos, etc.